SOBRE NUESTRA LUCHA

La Amnistía es una exigencia, no una condición. Si el nuevo gobierno quiere diálogo, primero debe escuchar este reclamo y dar muestras de que quiere un país diferente, e inclusivo para todos y todas los ecuatorianos/as.

No se puede dialogar si el movimiento indígena y social está criminalizado, perseguido y encarcelado. En consecuencia, el diálogo implica condiciones mínimas de RESPETO.
La amnistía es nuestra prioridad ya que somos luchadores sociales, indígenas, campesinos, defensores de los derechos humanos y de la naturaleza que, sistemáticamente, hemos sido criminalizados, perseguidos y privados de la libertad. No estamos TODOS nos hacen falta nuestros/as compañeros/os para poder entablar un diálogo.

En contexto:

En Ecuador más de 150 personas se encuentran criminalizadas, perseguidas y presas por protestar. Son luchadores sociales, indígenas, campesinos y defensores de los Derechos Humanos y de la Naturaleza.

Queremos la libertad de los compañeros presos, nuestro derecho a organizarnos, a participar, a expresarnos, a resistir; por eso exigimos:

  • Amnistía para todos los criminalizados;
  • Indulto para los sentenciados y perseguidos;
  • La inconstitucionalidad del delito de Ataque o Resistencia, 283 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) porque va en contra de nuestro Derecho a la Resistencia consagrado en la Constitución de 2008. Además, porque este delito limita la participación, la organización y la protesta social.

Te pedimos que te sumes y nos apoyes para lograr la AMNISTÍA